Honestidad

Éste es el “valor” que más importancia tiene en el Restaurante El Trapío. El valor que está por encima de todos los demás. Por eso desde la dirección, la gestión de Recursos Humanos está enfocada en crear y mantener un equipo de profesionales con vocación y que disfruten sinceramente de su trabajo. Y eso se nota y aporta mucho valor a nuestro servicio. Porque, cuando te gusta lo que haces, intentas hacerlo siempre lo mejor que puedes. Te sale de dentro hacerlo porque disfrutas haciéndolo.

Preguntarnos Constantemente

¿Qué es lo que quiere el cliente? La respuesta a esta lógica y coherente pregunta es la esencia del restaurante El Trapío.

Calidad de Todo el Proceso

Un cliente satisfecho y feliz empieza en la selección de los productos, continúa con el cariño y conocimientos que se emplean en su elaboración, y finaliza con la amabilidad, simpatía y profesionalidad que se emplean al servir cada plato que sale de la cocina.

Ofrecemos Sensaciones Agradables

Ofrecemos Sensaciones Integralmente Agradables. Todos los detalles son importantes, porque todo es percibido por los clientes. Por ello tenemos el compromiso, y a la vez objetivo, de mantener el restaurante espacioso, limpio, bonito y bien decorado, preservar el ambiente íntimo y pausado, cuidar la estética y calidad de mantelería y vajillas, y velar por que el servicio sea amable y profesional al máximo. Nos comprometemos también a seguir ofreciendo platos de Gran Calidad tanto en la materia prima como su cocinado y su presentación.

Vocación y Perfeccionismo

Disfrutar haciendo bien el Trabajo. El amor por las cosas bien hechas, y la pasión por la Restauración hacen más llevadero el esfuerzo por conseguir que todo esté como se merecen nuestros clientes.

Humildad

La humildad es otra gran herramienta para ser mejores cada día. Somos conscientes de que por mucha experiencia y reconocimientos que se tengan, nunca se sabe todo, y siempre es posible mejorar. Estamos abiertos a aprender cada día con los consejos y sugerencias que nos hacen nuestros clientes, y nuestros compañeros, así como a reconocer los errores que como seres humanos que somos, sin duda podemos cometer.

 


 

restaurante-parte-alta-de-barcelona-motivo